Header AD

Mi cuñada se robo mi virginidad

Yo tendría unos 17 años y mi experiencia con las mujeres se basaba mas en la teoría que en la practica real.
Ese fin de semana mis padres estaban fuera de casa y la novia de mi hermano mayor llego de visita, ella era 3 años mayor y 15 centímetros mas bajita que yo y me pase toda la noche caliente escuchando como gozaba con verdaderos gemidos en la recamara de mis padres.
A la mañana siguiente poco después del amanecer ella se deslizo silenciosamente dentro de mi cama, me agarro el pene con firmeza al tiempo que se subía un poco el camisón y me mostraba los senos mas maravillosos que e visto en mi vida y que la muy traviesa pegaba a mis labios aterrados mientras me susurraba:
-No finjas, se muy bien que nos escuchaste anoche y desde hace tiempo te quería hacer esto.
En un rápido movimiento de sus dedos aparto a un lado sus bragas, se encaramo sobre mi e introdujo de una sola estocada toda mi virilidad entre sus piernas.
Al ver mis ojos despavoridos solo dijo en un susurro:
-Shhh no hagas ningún ruido o lo despertaras, solo avisame antes de venirte ok?
Yo amaba a mi hermano y no seria capas de traicionarle así jamas de manera consciente, pero mi miembro pensaba de manera muy diferente y en ese momento EL era quien estaba decidido a seguir empujando dentro de esa deliciosa entrepierna cálida y empapada que se sacudía acompasadamente sobre mi.
Pero mi terror ingenuo a embarazarla junto con el de ser descubiertos de alguna manera retardaba mi eyaculación, así que hoy mas de 20 años después, supongo que eso prolongo de mas su cabalgata haciendole resoplar de manera delatora.
Sus gemidos reprimidos enloquecieron a mi mente y comencé a empujar mas y mas rápido mis caderas hacia su interior lo cual consiguió que sintiera la inminente explosión, afortunadamente ella era bajita y pude cogerla con mis manos para subirla al tiempo que sacaba con todo mi pesar mi espada de su cálida funda y bañaba todas mis sabanas y caderas con un interminable chorro de esperma de adolescente recién desflorado.
Ella susurro mi nombre y con una sonrisa traviesa me dijo que había estado encantador y que este seria nuestro pequeño secreto, se levanto de un ágil salto y se dirigió al baño con mi virginidad escurriendo entre su piernas de modo triunfal.
Mi cuñada se robo mi virginidad Mi cuñada se robo mi virginidad Reviewed by Karina on 21:37 Rating: 5

1 comentario

Post AD