Header AD

Por miona me la agasajaba casi diario

Resulta que no siempre me crié con mis abuelos en su casa y por ciertas razones una prima mía también, todo comenzó cuando yo tenía 16 años y mi prima tendría unos 8 años pero por algún motivo a esa edad todavía mojaba la cama y terminaba quitándose todo lo mojado que tenía por opinarse eh irse a dormir con mi abuela la cual en ocasiones la regañaba y hasta le daba sus nalgadas y por eso empezó a irse a mi cama a dormir después que se orinaba en la suya en un principio todo era normal pero despertó en mi algo y me gustaba pegar mi verga que se ponía dura entre sus nalgas y así dormíamos, eran dos o tres veces por semana la visita en las mañana mi abuela la paraba a bañar y a la escuela pero llegaba la noche y entre el sueño sentía como se metía en mis cobijas y en lugar de molestarme me gustaba y esperaba a que ella se durmiera y empezaba a tocarla a tocar sus pechos aún pequeños y su conchita sin bello aún, me gustaba mucho meter mi verga entre sus nalgas sin penetrarla hasta terminar y a dormir, otros días le abría sus piernas y me subía en ella sin recargar mi cuerpo sólo mi pito en su concha simulando cogerla todo esto con mucho cuidado para que no despertará y lo bueno era que tenía muy pesado el sueño yo creo por eso era su problema,
un día estando los dos acostados de frente uno del otro le levante una pierna sobre las mías y así empecé a darle unos pequeños piquetes en su cosita, yo ya quería meterle la verga y vaciarme en ella y le jalaba había mí su pierna hasta que pude subirla arriba de mi como estaba flaca no me costó mucho trabajo ni me pesaba su cuerpo y aún que me pesará no me importaba, recuerdo que me encantaba tenerla encima de mi y poder tocarla toda a mi gusto y besarla y agarrarle sus nalgas a mi antojo y trataba de meter mi verga en ella pero se quejaba y tenía miedo a que despertará ya se había vuelto una necesidad tenerla en las noches y aún que no todas yo sabía que podía tener suerte o quedarme con las ganas, así que llegue a imaginarme para que estuviera conmigo en la noche que yo quisiera y lo planeaba orinandome yo en un vaso calculaba la hora que ya pensaba que estaría dormida y me acercaba ella y se lo echaba a la altura de su calzón para simular que ella se había miado otra vez le quitaba las cobijas y le abría la ventana para que le diera frío despertará se quitará la ropa y se fuera a mi cama, era cuestión de tiempo para que llegará a mi cama y yo feliz de tantas veces que me ayudó a sacar esta leche caliente que me ayudaba a sacar y calmar mi joven calentura me llegue a venir en sus nalgas en su conchita en sus piernas en sus pechos y su boquita, me gustaba dejarle caer unas gotas de mi leche aún saliendo de mi verga y como dormía con la boquita abierta veía como entraban y yo le acercaba mí glande a sus labios y los tallaba hasta dejar sin gota de mi leche casi todas las noches hacia algo diferente con ella y les contaré en una próx historia como me cacho y como me la llegue a coger y todo lo demás que hice con ella hasta que se junto con lo chavo.
Por miona me la agasajaba casi diario Por miona me la agasajaba casi diario Reviewed by Karina on 14:52 Rating: 5

1 comentario

  1. Chamo que historia tan rica. Cuentanos las otras historias. No se ckmo buscarlas aquí. Escribamonos nuestras historias por email offshore91@hotmail.com

    ResponderEliminar

Post AD