Header AD

La comadre de mi mamá

Esto me ocurrió cuando era pequeño (alrededor de los 8 años), tengo dos hermanos mayores y a cada rato se subían a la azotea por lo regular a las 12 del día y permanecían por largo tiempo en ella, también tengo dos hermanas mayores, mi madre le encargaba que me bañara a mi hermana mayor quien bañaba a mis otros tres hermanos, 2 mujeres y otro hombre, muy chico comencé a desarrollarme sin saberlo, me empezaron a salir pelitos, mismos que sacaba aunque me doliera y también se me paraba, más durante el baño por lo que mi hermana mejor me bañaba aparte con ella hasta que un día me enjuago y me dijo que ya me saliera, yo le dije que quería jugar un rato en el agua de la tina, ella continuo bañándose y cuando se quitó el brasier vio que la estaba mirando con la güilota parada, desde ese día me dijo que ya me podía bañar solo, por otra parte me gustaba jugar en la casa de al lado que eran comadres de mi mamá, un día estaba en la sala cuando me habló Ti en el patio, yo entre rápido y la encontré de cuclillas de frete a mi completamente desnuda ya que se estaba bañando y estaba enjabonada, la mire un instante y me regrese luego ella volvió a llamarme, llegue hasta la cortina que dividía el zaguán con el patio, me quería para pedirme que le avisara cuando llegara su novio, yo sentí una sensación entre gusto y miedo pues era la primera vez que miraba a una mujer completamente desnuda y sentía miedo que ella le dijera a mi mamá lo que había sucedido, cosa que no sucedió y me hizo confiar en ella, un día sucedió que iba a participar en un bailable y mi mamá me llevó con sus comadres, mientras platicaban con la madre de Ti me llamaron para medirme pero yo no quería ir porque tenía la güilota parada, total que tuve que ir mientras me medía se dio cuenta de que la traía parada pues me la toco, luego mi madre y la madre de Ti se fueron al mandado mientras yo seguía jugando en el patio, cuando salieron me llamo Ti porque quería rectificar medidas, me subió a un banquito y comenzó a medir cuando llego a la entrepierna tocó mi güilota y me preguntó porque la tenía así de dura, le dije que no sabía solo que era frecuente desde hacía algún tiempo, me preguntó que otros cambios había notado le dije de los pelitos, mismos que sacaba pero que me dolía y que luego salieron con mayor rapidez, me tomo de la mano y me llevó a su cuarto para ver si ya estaba "listo", me acostó y bajo el short y la trusa y comenzó a revisarme, luego me toco y se me paro, me dijo que la tenía bastante grande para mi edad, siguió tocándome, bajando el cuerito pues lo tenía muy apretado y luego comenzó a chuparme, yo sentí bien rico la sensación era cada vez más agradable y luego se hizo más intenso, ella seguía chupando y yo ya no quería porque ya no me gustaba, cuando terminamos me dijo que no comentara nada, como ella no había dicho tampoco de la vez que la vi desnuda, le dije que no diría nada. Yo seguí yendo a jugar a su casa y cada que teníamos la oportunidad de estar solos ella me llevaba a su cuerpo y me chupaba, yo aceptaba porque sentía rico aunque al final de cada vez ya no quería que siguiera chupándome.
Luego de un tiempo aprendí a subir a la azotea (usábamos el respirador de la ventana del baño como escalera) y vi a mis hermanos escondidos en la lima que estaba en el patio de las comadres junto a la cocina, siempre se subían a la misma hora, yo pensé que lo hacían para robar las limas, pero nunca bajaban con nada, un día que mi mamá se los llevó para que le ayudaran con el mandado, espere a que se fueran y me subí a la azotea era la misma hora y dije ahora las limas serán para mí, subí y camine agazapado hasta el techo de la cocina y descubrí a la comadre Ti bañándose parada en el patio de frente a la cocina completamente desnuda, tenía mucho vello en su tamal, allí comprendí porque mis hermanos subían al techo.
Ocurrió que murió la madre de la comadre Ti y se fue a vivir con unos familiares mientras pasaba el duelo, la comadre Ti le dejo la casa encargada a mi mamá y diario mi madre mandaba a uno de mis hermanos a que revisara la casa, un día lo acompañe y vi que se metió al cuarto de Ti y se tardó, lo espere y como se demoró de más entre a apresurarlo y lo encontré sacando todos los calzones de Ti de los cajones, ya tenía acomodados algunos sobre la cama, cuando me vio me dijo que me saliera y lo esperara afuera, a los 10 minutos salió y me dijo que cuidado de andar diciendo lo que vi.
Cuando regresó Ti le pidió a mi mamá que si me dejaba que la acompañara a dormir para no quedarse sola, mi mamá acepto porque dormíamos muy apretados, a mí me tocaba dormir atravesado del lado de los pies, ya en la noche llegamos al cuarto y saco una bacinilla y me dijo que orinara en ella para no salir al corral, luego orino ella frente a mí salió al patio a tirar los orines en la coladera, su cama tenía unas cortinas tipo árabe de tul, luego de cerrar las cortinas se acercó y comenzó a acariciarme y me platicó que lo que hacía era bueno para blanquear los dientes, que un tío de ella le dijo una vez que fueron de vacaciones a Acapulco, estaban en la piscina y cuando se fueron todos a la playa, él les dijo que iríamos a dar una vuelta al centro, así que subieron a los cuartos pero él la metió al suyo y le dijo que ahí se ducharían para terminar más rápido, en ese tiempo ella ya había comenzado a desarrollarse, se metieron a duchar los dos juntos con el traje de baño y después de enjabonarse le dijo que tenía los dientes amarillos, que él sabía cómo blanquearlos y que podía probar, cuando él se enjuagó ella le dijo que quería probar, entonces le dijo que se enjuagara y cuando terminó vio a su tío sin traje de baño y su güilota parada, le dijo que se quitara también el traje de baño, así lo hizo y la tomo de la cabeza acercándola a la güilota y le dijo chupa para que se le limpiaran los dientes así lo hizo, después de regresar de vacaciones la llevo con un dentista y luego fueron a su casa donde volvió a chupar y al terminar le dijo que viera sus dientes blancos, desde ese día cada fin de semana iba por ella para ir al matiné, pero antes la llevaba a chupar a su casa hasta que se cambió a vivir a la capital, luego comenzó a chuparme y volví a sentir rico, al terminar yo ya no quería, luego nos dormimos, amanecí con mi güilota parada y en cuanto la vio Ti me la volvió a chupar, solo me pedía que me bañara diario, esto pasaba cuando me quedaba yo solo con ella, porque cuando se quedaba otro de mis hermanos o hermana no pasaba nada, además en vacaciones también lo hacía a medio día, y mi mamá me ponía vitaminas inyectadas porque me decía que estaba muy amarillo, también a veces se quedaba una hermana menor sola con ella (ella de adulta tuvo preferencia por las mujeres, murió a los 48años y yo relacione ese gusto a causa lo que me imagino llego a ocurrir en las noches con Ti. A lo largo de 2 años conviví con Ti, yo quería tocarla y ella me dijo que si seguía portándome bien me dejaría tocarla lo que quisiera. Luego se casó con un viudo y salió mal con mi mamá porque pensó que queríamos comprar su casa que era rentada, luego supe que mi padre le rompió un brazo a mi hermano mayor porque los encontró desnudos en la cama en mi casa. A todo esto nunca me sentí afectado, poco a poco lo asimile y comprendí lo que había sucedido y me ayudo a madurar en una familia donde mis hermanos, hermanas primos, primas, además de vecinas, compañeras de trabajo, cuñadas que favorecieron experiencias sexuales hasta la fecha, de mi mamá no la culpo pues ella no tuvo estudio y nunca supo que comencé a desarrollarme muy chico. Hace poco mi hermano mayor comento que había visto a la comadre Ti, yo quise preguntarle dónde vivía pues quería verla después de más de 40 años para decirle que ahora si sabía porque se me paraba y darle a mamar mi verga, pero no lo hice.
La comadre de mi mamá La comadre de mi mamá Reviewed by Karina on 22:22 Rating: 5

4 comentarios

  1. ESTE RELATO PARECE REAL LO QUE NO ENTIENDO SON DOS COSAS ¿PORQUE TE MOLESTABA QUE TE LA MAMARA? ¿PORQUE NUNCA TE LA COGISTE?, SALUDOS.

    ResponderEliminar
  2. Cuando terminas de eyacular y te siguen mamando quedas muy sensible y ya no es agradable, por otra parte a los 8 años no sabía que era lo que me pasaba y no sabía que debía cojermela

    ResponderEliminar
  3. Roberto de torreon27 de mayo de 2016, 0:11

    Muy buen relato.
    revela lo interno que se vive
    revela el despertar al sexo
    pero no se tiene un claro
    concepto de lo sexual.

    eos recuerdos nunca se borran

    ResponderEliminar

Post AD